9 feb. 2011

Envejecemos

A mis cuarenta y diez…

A mis cuarenta y diez, cuarenta y nueve dicen que aparento …(dijo el maestro Sabina…)
Yo digo que, por alguno de menos podría pasar…
Pero a fin de cuentas, que más da; la procesión va por dentro, me decía mi abuela
Carmina.
Mi procesión interior es buena, a pesar de los pesares; y me propongo seguir dando la lata, al menos otros cincuenta o más. Eso sí, al menos al 95%, psíquica y… bueno, físicamente, con el 50% me conformo… Y que me desenchufen antes de convertirme en un vegetal de invernadero…La muerte es un acto natural y nada más…
Tengo una canción de 2009, en la que trato de alguna manera el tema. Mi hermana Laura la grabó sin que yo lo supiera e hizo un montaje que colgó en el blog; yo le pedí que la quitara, porque aún no tenía la forma final que yo pretendía darle; era apenas un embrión. Pero, lo cierto es, que me costaba encontrar su forma final; la tenía un poco atravesada. Fue mi profesora de canto Denia, de la escuela de Vidreres, la que me ayudó, en la labor de darle esa forma final.
El texto, aquí lo dejo; las notas a la guitarra y la voz espero registrarlas este año, y si fuera posible hacerle algún arreglo.


Envejecemos

Envejecemos, llega el otoño a nuestras vidas. La arrogante alopecia que cabalga sobre mi calavera.
Envejecemos el tiempo adquiere otra dimensión, otro color otro sabor, y cada día se vive con más intensidad.
Porque cada día es más breve que en nuestra juventud, porque cada día es único.
Envejecemos, envejecemos…
Envejecemos, nuestros mayores se hacen más mayores…y un día se van…
Hacia el lugar, de donde nadie ha vuelto jamás. Somos materia que se corrompe, y alma mía ¿a dónde vas?
¿Otras dimensiones? ¿Tan sólo materia? O ¿Sagrada Unidad?
Somos tan sólo un instante en la historia del tiempo, Julieta, un micro momento…
De nada sirve aferrarse a lo material
Somos tan sólo un instante, apenas realidad…
Germina una semilla, riega la planta, recoge sus frutos, disfruta de la vida…

Envejecemos el tiempo adquiere otra dimensión, otro color, otro sabor, y cada día se vive con más intensidad.
Porque cada día es más breve que en nuestra juventud, porque cada día es único.
Envejecemos, envejecemos…
Germina una semilla, riega la planta, recoge sus frutos, disfruta de la vida
Germina una semilla riega la semilla, recoge sus frutos, disfruta de la vida
Germina una semilla, riega la planta, recoge sus frutos, disfruta de la vida…

31/1/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario